El candidato presidencial por la ANR, Mario Abdo Benitez, dijo en una reunión con representantes de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) que el precio de la electricidad en el país es el más barato de la región “por lejos”.La afirmación es discutible, teniendo en cuenta datos de la ANDE, el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería de Perú y estudios de la Universidad de Belgrano (Argentina).

Las tarifas de electricidad se dividen, en general, de acuerdo al consumo y el tipo de usuario. Los datos oficiales proveídos por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), dependiente de la Presidencia de Perú, muestran que para el último trimestre del 2017 que Paraguay tiene la tarifa más económica para las residencias que consumen entre 30 y 125 kilovatios hora (kWh), con costos de entre 1,37 y 3,08 centavos de dólar al mes en esos rangos. Pero el costo de la electricidad para las casas que consumen entre 126 y 300 kWh, que es de 6,44 centavos de dólar al mes, se encuentra por encima del costo en Argentina, de 3,34 centavos de dólar al mes. Los datos de Osinergmin no incluyen a Venezuela, que hasta el 2016 tuvo oficialmente las tarifas congeladas a precios del 2002.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que los costos calculados por el Osinergmin corresponden a la tarifa social que la ANDE tiene para usuarios que consumen esos rangos de kWh. A datos oficiales de 2016 son 295.022 clientes, un cuarto del total de clientes residenciales del país. Sobre este punto, la ingeniera y ex viceministra de Minas y Energía Mercedes Canese argumenta que alrededor de 800 mil clientes podrían acceder a la tarifa social, pero la cobertura actual no les alcanza. En el caso de quienes consumen hasta 100 kWh al mes, el subsidio es el 75% del costo. Entre 101 y 200 kWh, es el 50% y entre 201 y 300 kWh al mes, 25%.

Los datos más actualizados sobre tarifas residenciales por encima de los 300 kWh, que corresponden a la clase media y media alta, son del 2016 y no contemplan las subas establecidas por el Decreto 6904 del presidente Horacio Cartes en 2017. Esos datos, cotejados por la Universidad de Belgrano (Argentina), muestran que aún antes de la suba del año pasado, la tarifa residencial por encima de los 300 kWh en Paraguay era más alta que la de Argentina.

Aunque Canese, que es candidata a senadora por la coalición de izquierda Frente Guasú, y opositora a Mario Abdo, dice que “la tarifa de electricidad de Paraguay es la más barata de la región, sin subsidios”, señala que es necesario también calcular la proporción de esa tarifa en relación al salario medio en Paraguay, incluyendo costos como salud y educación, no garantizados por el Estado. En ese sentido, el PIB per cápita a paridad de poder adquisitivo (PPA), utilizado por el Fondo Monetario Internacional para comparar el poder adquisitivo de ciudadanos entre países sin la distorsión de la inflación, muestra a datos del Banco Mundial 2016 que en promedio, un argentino tiene el doble de capacidad de compra que un paraguayo.