El candidato a Presidente de la República por la Asociación Nacional Republicana (ANR), Mario Abdo, afirmó durante el debate presidencial que se realizó en el Banco Central del Paraguay que, el decreto 7702, que reglamenta el artículo 42 de la Ley Forestal 422, es inconstitucional. El decreto fue firmado por el poder ejecutivo en septiembre del año pasado. Y sí, es cierto que el decreto no es constitucional.

El decreto 7702 es un decreto que abre las puertas a la deforestación de las reservas forestales y que además, permite la reforestación de dichas áreas con especies de árboles no nativas y que pone en riesgo el ecosistema de esas zonas protegidas. Además, el decreto fue utilizado para el desmonte de bosques en las estancias del presidente de la república, Horacio Cartes.

Pero especialistas y organizaciones ambientales afirman que este decreto es inconstitucional, ya que contradice la propia ley forestal y los principios de la Constitución Nacional.

El artículo 42 de la Ley Forestal reglamenta sobre las reservas de bosques nativos y las formas de recuperación de estas áreas.  En Paraguay, estas zonas se deforestaron ilegalmente. Se estima que en la Región Oriental las reservas forestales deforestadas ascienden a más 895.000 ha, lo que significa, 4 veces más que todas las áreas protegidas del Paraguay.

La organización ambientalista internacional WWF y el fiscal especialista en asuntos ambientales, Ricardo Merlo afirman que el decreto es inconstitucional e ilegal.  Además, unas veinte organizaciones de la sociedad civil llevaron este caso a la justicia, en donde actualmente se espera en un fallo judicial de la Corte Suprema de Justicia.

Aunque no exista un fallo judicial oficial, con las posiciones de especialistas y juristas, podemos decir que lo que dijo el presidenciable por la ANR, Mario Abdo, es cierto.